EL AMOR Y LOS LÍMITES EN EL ENCIERRO

Una oportunidad para generar cercanía.

Hoy en día el COVID 19 nos regala el espacio de la cercanía pero no necesariamente de la intimidad. 

 

Sé que muchos están viviendo esa cercanía con otros seres humanos, con grandes retos y la están resistiendo.

 

Tratan de poner más límites y más barreras para proteger su espacio personal pero muchas veces eso genera más incomodidad y ciertamente va en contra de la intimidad y la conexión.

 

Otros están permitiendo que su corazón se abra y aprovechan la cercanía para estrechar los lazos de intimidad con la gente que tienen cerca, permitiendo que sus relaciones se fortalezcan, mientras se abren a VER el alma de esas personas y renuevan los acuerdos para fortalecerlos. 

Lo que sí es un hecho es que todo lo que estaba enterrado y que no nos habíamos animado a abrir antes del COVID 19 está saliendo a la superficie. 

 

Todos los demonios, el miedo, se hacen visibles para que podamos verlos a la cara, para conversar con ellos y escuchar los mensajes que han querido darnos por años.

 

Se abre el espacio de intimidad con nuestra sombra y con nuestra luz para sentirnos bien con ambos y finalmente amarnos como somos. 

 

¡Estamos “encerrados” en el espacio en donde nos tocó por alguna razón! Para construir intimidad con la existencia misma. 

 

Las reglas del juego se reacomodan para aprender a reconocer y tocar el alma de los que nos acompañan en esta nueva aventura...

 

Para recordar la esencia de lo que realmente somos, para recibir nuestra propia alma con confianza, para entregarla con la confianza de que el otro la va a recibir y recibir al otro sin pedir nada a cambio en un acto de confianza y con el corazón abierto.

 

Hasta antes del COVID 19 vivíamos (sin darnos cuenta) poniendo miles de condiciones para evadir la intimidad. No había tiempo de crear espacios de conexión y compasión para reconocer al otro. 

 

Construyamos nuevos acuerdos, vivamos las relaciones con más verdad, confianza, conexión, libertad e incondicionalidad para enfrentar desde ahí cualquier otro reto que nos toque la puerta y que nos expanda aún más.

 

Es en la intimidad en donde podemos romper todos los límites que nuestra mente nos ha impuesto hasta hoy. Borremos todas las historias que nuestra mente se contó en torno a cómo deberían ser nuestras relaciones de pareja, con nuestros hijos, con su educación; de cómo deberían ser los gobiernos, la forma de trabajar, la forma de nutrirnos y repensemos  cómo debería ser nuestra relación con el planeta y sus criaturas. 

 

Es el momento de deshacernos de todas las creencias que funcionaban en el mundo hace un par de meses para abrir un lienzo de posibilidades infinitas en el cual podamos escribir nuestras nuevas historias de amor sin que NADIE nos diga cómo es que deben ser y disolver todas las estructuras que nos mantenían rígidos para fluir con lo que sea que venga y en lugar de rompernos expandirnos.  

 

Es el momento de confiar de manera radical en nuestra propia INTUICIÓN.

Muchos ya perdimos muchas cosas y probablemente seguiremos “perdiendo” el trabajo, a seres queridos, la plata, los matrimonios, las certezas pero esto nos va a seguir sucediendo con COVID 19 O SIN COVID 19.

 

Cada persona está procesando esta situación de forma distinta. Hay quienes se enojan, hay quienes están en silencio, hay quienes no paran de hacer bromas o los que desde la rebeldÍa rompen todas las reglas de convivencia, hay quienes duermen por horas y quienes crean productos digitales sin parar. 

 

Pero TODOS estamos procesando algo que es completamente NUEVO ¡y por eso no podemos volver a actuar ni a pensar desde la forma en la que lo hacíamos hace un par de meses! No es momento de educar a nadie (menos a nuestros hijos), es momento de contener el  espacio para la transformación. Hacer pausa y silencio hasta que logremos recibir nuestra propia alma. 

No hay prisa ... Yo sé que esto suena muy bonito, pero para poder ponerlo en práctica te voy a dar unos consejos ahora:

 

1. Sostén el espacio de intimidad de tu familia con gracia, suavidad y mucha fluidez, no trates de controlar ninguna situación y respeta la forma en la que cada quien procesa. No pongas horarios muy estrictos tratando de volver a la “normalidad” rápidamente porque el mundo que encontraremos afuera no va a ser el mismo de antes.

 

 2. Conéctate con la energía de la compasión para crear espacio para que tus hijos, tu marido, tus papás o tu misma puedan deshacerse de las estructuras viejas que los apartaban de su verdad, de su propia expansión, de su evolución y de su brillo. No importa la edad que tengamos, TODOS necesitamos espacio interior. En el caso de los más pequeños trata de estar muy presente con ellos pero no los dirijas, deja que se aburran un poco, no pasa nada. Necesitan espacio para expresarse, para encontrar el balance y procesar. Cuando todos se sienten libres dentro de la casa, la intimidad se manifestara solita, pero si los fuerzas corres el riesgo de bloquear los procesos de transformación de los que amas y negarles la oportunidad de nutrirse de esta experiencia. 

 

3. Permite que todas tus emociones se expresen, dales espacio para moverse sin juzgarlas, sin sentirte mal por sentir, por llorar, por tener miedo. Son las emociones las que te impulsan para seguir adelante y en este momento no hay buenas o malas emociones, todas son solo energía, todas nos informan.

 

 4. Permite también que las emociones de todos los que te rodean se expresen y no trates de controlarlas, dirigirlas, explicarlas, aminorarlas, apaciguarlas. Abre to corazón lo más grande que puedas a la compasión.

 

5. No tomes NADA personal. Todos estamos lidiando con nuestros propios demonios y nada tienen que ver con las personas que nos rodean. Aprovecha para reconocer en los demás las cosas maravillosas que no te habías permitido ver.

 

6. Salte ya del papel de víctima y toma responsabilidad de todo lo que se mueve dentro de ti. No te juzgues, ámate y no te exijas nada que no se sienta verdadero.

 

7. Crea la disciplina de volver a la neutralidad, a la compasión y al silencio. Es un momento de reto y NO podemos exigirnos perfección, pero sí mucha honestidad para disfrutar el regresar a ellos. Medita, respira, baila, camina, ora, haz ejercicio y permítete hacerlo todas las horas al día que sea necesario. Reestructura tu agenda para que ésta sea la prioridad. Y permite a tus hijos esos grandes espacios también. NO MEDITES, CONVIÉRTETE EN LA MEDITACIÓN, NO HAGAS EJERCICIO, CONVIÉRTETE EN EL MOVIMIENTO, NO BAILES CONVIÉRTETE EN LA MÚSICA... 

 

8. Agradece a todos los que te rodean por sostener tu alma con intimidad en estos momentos de la forma en la que pueden y con las herramientas que tienen. No esperes nada pero recibe todo con amor. 

 

9. Rompe tus viejas estructuras y entrena a tu mente para pensar diferente, cuestiona todo lo que creías que era verdadero hasta hace dos meses y pregúntate en cada situación ¿qué más es posible? 

 

 10. Olvídate del concepto de lo que es correcto o incorrecto y solo observa como cada situación te da información. La NEUTRALIDAD ES LA GRAN ALIADA DE LA INTIMIDAD. 

Saber que no tienes que decidir, no tienes que controlar, no tienes que invertir energía en nada. Te ayudará a desapegarte de tus ideas y relaciones para después fortalecerlas.

 

11. Crea el hábito de comunicarte desde ¡el no drama y desde el no juicio! 

 

12. Borra el pasado y salda todas las cuentas que tenías con cualquier otro ser humano, para volver a escribir nuevos acuerdos en un lienzo en blanco. 

 

12. Sé muy flexible y no resistas la vida, la muerte, los retos, el amor y el dolor, práctica fluir como el agua con confianza radical. 

 

Con cariño,

Carla

 
 

¡TENEMOS DOS LINDAS NOTICIAS!

 

1) UN CANAL DE YOUTUBE con testimonios de gente extraordinaria, que se lanza en tiempo real mientras vivimos la pausa creada por la pandemia global. 

Impulsados por un llamado del corazón y echando mano a los recursos con los que contamos en este momento de distanciamiento social nos dimos a la tarea de documentar lo que esta en el corazón de gente como tú, para exponer nuestra humanidad e ínter conectarnos. 

Todos los testimonios han sido grabados vía Zoom y fotográficamente no pretenden nada más. Son mensajes que nos comparten seres extraordinarios que  hablan desde el corazón. Sus pausas son las que nos ofrecen luz para entender mejor este viaje que juntos como humanidad estamos emprendiendo. ¡Un nuevo mundo quiere surgir!

Conoce el canal Pausa entre mundos aquí

 

2) Creando espacio para el amor se cierra el próximo 10 de mayo con donativo voluntario, después entrará en un proceso de transformación profunda en el que se convertirá en 3 cursos diferentes con precios distintos. Esta es la última oportunidad de tener el taller completo y de compartirlo con quien creas que lo necesita.

Todos los detalles aquí 

 

______

¿Me ayudas a elevar la vibración de amor que hay en el mundo?

Para que cada día seamos más los que nos contagiemos con el virus del amor, te invito a sumarte a mis canales para  surfear esta ola juntos.

 Cuando veas algo que te inspire, ¡Comprártelo! y ayúdanos a extender la ola del amor universal.

Recibe información para construir una relación sagrada contigo misma y con los demás

Tus datos no serán compartidos 

Suscríbete
Close

50% Complete

Two Step

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.